divendres, 5 de setembre de 2008

Chrome -Mirando más allá

Us passo un post de EnriqueDans sobre un article del diari Cinco Dias en el que parla del nou navegador de Google Chrome.

Es interessant la visió que dona i l'amplitud que es desprén de que Google es vaigi posicionant en crear un sistema operatiu on Chrome sigui l'espai des d'on l'usuari treballi amb totes les eines que necessiti i no es preocupi de saber com funciona el sistema operatiu (tema de viurs,malware,desfragmentar els discs durs...),i que linux es la plataforma ideal per la seva estabilitat, i els pocs recursos que necessita per funcionar.
I que per tan el llançament de Chrome no es tan sols un lluita de navegadors sinó que la cosa va més enllà per part de Google.
Per cert algú sap per que es diu Chrome, es que personalment no m'agrada ! a hem quedo amb el nostre estimat Firefox !!

PD Espero ben aviat que telefonica hem traslladi la línia a la meva nova residència (de lloguer, es clar), qui espera desespera !!


Cinco Días dedica su editorial y un análisis en Cinco Red al lanzamiento de Google Chrome, y consigue hacer lo que muy pocos otros diarios de información general o económica han hecho: mirar más allá. En su análisis, Cinco Días quita importancia a los factores específicos del navegador - velocidad, fallos de seguridad, etc. - y pone el énfasis en donde verdaderamente debe estar: en la idea de sistema operativo.

Criticada por algunos debido al uso amplio o liberal del término “sistema operativo” - obviamente, Chrome tiene que correr sobre “algo” que gestione los recursos de la máquina, - el hecho es que el movimiento de Google con Chrome va precisamente en esa línea: la de convertirse en el programa en el que un usuario pase un porcentaje importantísimo de su tiempo, desde que arranca el ordenador hasta que lo apaga, y sobre todo, en un programa que gestiona los recursos tanto de la máquina como de “la nube”, optando por lo que esté disponible o sea conveniente en ese momento. Ahí, en esa idea de “gestión de los recursos del usuario” sean online u offline es donde hay que encuadrar el movimiento.

El reflejo más claro está en la batalla de los ultraportátiles, donde muchas personas se están llevando una impresión completamente errónea que no desaparece hasta que utilizas uno de ellos con Linux durante un rato: no se trata de que los ultraportátiles optasen por Linux porque no tenían recursos, y que ahora que ya van creciendo en prestaciones pongan XP, sino de todo lo contrario. Optan por XP porque Microsoft, en un burdo movimiento defensivo, no es capaz de generar un sistema operativo en condiciones para ese tipo de sistemas más allá de reciclar a “la vieja gloria” de más de ocho años, y porque algunos usuarios creen erróneamente que cambiar de sistema operativo les va a generar problemas. En realidad, las versiones de Linux utilizadas en esas máquinas proporcionan al usuario precisamente lo que necesita: estabilidad a prueba de bomba, seguridad de que no serán atacados por virus ni por malware variado, tranquilidad de que sus prestaciones del primer día no decaerán como si se estuviesen pudriendo a toda velocidad, y manejo adecuado de los recursos de la máquina. Sistemas preinstalados que funcionan a la primera y que tienen mucha más lógica que poner un XP que nunca fue diseñado para ese uso ni con esa concepción de “ligereza”, de “el sistema operativo no es lo que el usuario utiliza”. Es en esa concepción donde el concepto de Chrome es importante: el sistema operativo solo sirve para darme estabilidad, eficiencia y seguridad en el uso de todos mis recursos - en la máquina y en la nube - y el usuario se dedica a usar su navegador mientras Gears se encarga de gestionar el que se esté trabajando conectado o en ausencia de conexión. Los ultraportátiles con Linux no exigen aprender Linux, porque con el sistema operativo no se hace nada, no se toca, no es para eso. Y resulta mucho más lógico dedicar escasos segundos a entender como funciona - en realidad, hasta un niño lo entendería - que perder miserablemente el tiempo instalando antivirus, descomprimiendo el disco duro, manteniendo el sistema y pasando incesantemente detectores y limpiadores de malware. Una concepción mucho más adecuada para el trabajo en grupo, para el nuevo tipo de aplicaciones mixtas, y sobre todo, para el uso corporativo, que puede poner su “nube” donde quiera, en manos de proveedores externos tipo Amazon o la propia Google, o bajo su propio control.

Como dice Cinco Días, Chrome trae finalmente a la realidad la idea de “the network is the computer”. No compite con Explorer, compite con Windows. Ahí, y no en analizarlo como un simple navegador, es donde debemos valorar su verdadera importancia.

Via EnriqueDans

1 comentari:

ign74 ha dit...

eisss.. doncs sobre el que comentes sobre el nom de Chrome.. vaig llegir aquesta entrada del robert scoble.. que es veu que era el nom d'un antic projecte de navegador multimedia de Microsoft que es va cancel.lar a poques setmanes de sortir... et passo l'article i l'enllaç... ah.. i jo també de moment em quedo amb Firefox!!.. salut!!!

http://scobleizer.com/2008/09/01/google-still-has-a-sense-of-humor/

Google still has a sense of humor

Not only did Google announce Chrome (its new browser that’s making a splash all over TechMeme) with a comic book but there’s a bit more funny history as well.

Several years ago Microsoft had a project code-named Chrome. It was supposed to be a multimedia browser. The project was killed a few weeks away from shipping.

There are even still some articles up about the Microsoft Chrome project. Here’s one about the project getting killed.

But, more seriously, and not so humorous: I wonder what will happen to funding for Mozilla’s Firefox now that Google is headed into the browser business?